tratamiento facial a domicilio
Cuidado de la Piel,  Experiencias

Tratamientos faciales

Renueva la piel de tu rostro con una limpieza facial completa. 

Nada mejor para después de una temporada de verano, que un tratamiento facial que regenere tu piel y le dé luminosidad a tu rostro. No se trata simplemente de una limpieza, sino de un tratamiento completo que limpia en profundidad y estimula la regeneración celular.

La rutina de limpieza diaria por la mañana y por la noche es una práctica obligada, pero no suficiente para mantener la piel saludable. La polución, las toxinas, el humo, los hábitos y ciertos productos cosméticos dejan marcas en nuestra piel. También la alimentación y la acumulación natural de células muertas, dejan residuos en la cara, tapando poros y dejando marcas que si no lo limpiamos en profundidad, pueden formarse en algunos casos, espinillas, enrojecimientos, granitos o imperfecciones.

Un buen hábito para incorporar en tu rutina en casa, es el uso de mascarillas y exfoliantes que ayudan a una limpieza más intensa. Cheque nuestra nota sobre mascarillas naturales y tips de cuidados.

Para una limpieza más profunda, lo ideal es aplicar el tratamiento facial completo.

limpieza facial profunda

¿Cuando necesitamos tratamientos faciales?

Se recomienda en cada temporada realizar una limpieza profunda que ayude a alisar la piel, renovarla y recuperar luminosidad; es decir, un tratamiento facial realizado por un profesional.

La frecuencia de este tipo de tratamientos depende del tipo de piel y forma de vida. Para pieles grasas, sugerimos hacer una limpieza facial cada mes y medio.  En cambio, en  personas con pieles mixtas, realizarla cada dos o tres meses será suficiente. 

El tratamiento favorece también al rejuvenecimiento de la piel, estimulando la regeneración celular y alisando los pliegues de las pieles maduras.

Pasos del tratamiento facial

Este tratamiento consta de los siguientes pasos:

– La exfoliación para remover células muertas y renovar tu piel.

– Baños de vapor para abrir bien los poros y extraer impurezas.

– Una dermoabrasión, mascarilla o ampolla según tu tipo de piel.

– Masaje en el rostro y drenaje linfático.

– Bloqueador para sellar y proteger.

limpieza facial

El drenaje linfático mejora la circulación sanguínea y fortalece los músculos del rostro. Evita la retención de líquidos que forman bolsas y ojeras y protege frente a bacterias y virus, ya que trabaja en conjunto con el sistema inmune.

Este tratamiento elimina toxinas, limpia los poros en profundidad, favorece la renovación de la piel y ayuda a conseguir una piel tersa y luminosa. 

La limpieza facial permite además la oxigenación de la piel, retrasa la aparición de arrugas y líneas de expresión. Elimina el acné y los puntos negros. Mejora el aspecto de la piel haciéndola lucir mucho más suave y con un tono saludable.

Debemos realizarlo siempre con un profesional y utilizar productos de primera calidad adecuados a tu tipo de piel. Asegúrate de informar al Ameizer que te aplique el tratamiento, de cualquier alergia, intolerancia o sensibilidad de tu cara.

Nuestros Ameizer cuentan con todos los equipos necesarios para aplicar el tratamiento en tu casa o donde lo desees. Te compartimos la experiencia de Jose, quien eligió Ameiz para un servicio de tratamiento facial y lifting de pestañas.

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat