tips belleza
Autocuidado,  Cuidado de la Piel

Rutina de belleza

Tips para cuidar tu rostro y tener una piel saludable.

Para mantener tu piel saludable y radiante, debes llevar una vida saludable, con alimentación equilibrada, deporte y hábitos de autocuidado; entre los cuales lo principal es cuidar tu rutina de belleza.

Para los cuidados del rostro, utiliza siempre productos específicos según tu tipo de piel. Elige los productos convenientes y sigue la siguiente rutina:

Limpieza

La limpieza es el primer paso básico para eliminar toxinas, brillos, permitir que los poros respiren y que cualquier otro producto o tratamiento que apliquemos después, sea efectivo.

Lavamos la cara, no sólo para despertar; por la noche, las células se regeneran, las glándulas sebáceas están activas y es preciso limpiar el rostro para dar efectividad a nuestros tratamientos faciales.

Las personas con pieles grasas y mixtas suelen preferir geles y productos jabonosos. Quienes tienen la piel seca eligen crema. El adecuado es aquel que respeta el Ph de tu piel y se adapta a tu tipo de piel.

Puedes aplicar tónico para terminar el gesto de limpieza y tonificar la piel, cerrando los poros y refrescándola. Especialmente si tienes la piel sensible, es recomendable el uso de tónicos o aguas termales.

Contorno de Ojos

La zona del contorno de ojos es más sensible, por lo que se recomienda utilizar productos específicos que suelen no contener perfumes o determinados agentes que pudieran producir alergias o malestar. Es conveniente aplicarlo con el dedo anular o meñique para no ejercer demasiada presión en esta zona tan sensible.

Además en el contorno de ojos y labios se marcan nuestros gestos y se acentúan las arrugas, para evitarlo utiliza hidratación o tratamientos antienvejecimiento a partir de los 25 ó 30 años.

Hidratación

Hidratar es darle a tu piel el agua que necesita, que se le escapa.

Una piel bien hidratada luce luminosa y se marcan menos las arrugas. 

En cambio, cuando usas productos muy abrasivos o debido al clima o el tipo de alimentación, la piel se deshidrata y se ve más opaca; la sientes tirante y se marcan más las arrugas e imperfecciones. 

Los productos de hidratación tienen diferentes texturas: serum o crema. Elige tu preferido, según tu tipo de piel o combinación con otros productos o tratamientos. 

Si tienes piel grasa con imperfecciones y usas tratamientos antiacné, recuerda elegir aquellos hidraten o combina tu tratamiento con otro producto de hidratación en tu rutina habitual, al menos una vez al día.

Tratamientos

Si utilizas algún tratamiento específico: antiedad, antimanchas, antiacné, reafirmante, nutrición, etc; es el momento de aplicarlo.

Recuerda: todos los productos del rostro se aplican con gestos ascendentes, acompañando el óvalo del rostro.

La hidratación y los tratamientos antienvejecimiento, se aplican también en el cuello.

Protección Solar

Éste es el último paso para que tu rostro esté listo para una vida al aire libre. Cualquiera sea tu rutina y tus horarios, es recomendable utilizar siempre durante la luz solar, un bloqueador en el rostro y escote; ya que el sol es una de las principales causas del envejecimiento de la piel. 

Ahora sí, tu piel está preparada y lista. Si prefieres puedes aplicar maquillaje, rubor o sombras. Y recuerda siempre por la noche, repetir tu rutina de limpieza. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat