Autocuidado,  Bienestar y nutrición,  Masajes

¿Relajante o descontracturante? Conoce más sobre los tipos de masajes

Desde los albores de la historia, el masaje ha estado presente en nuestras vidas, existiendo infinitos tipos de masajes en la actualidad.

Muchas veces vemos como nuestras mascotas se masajean contra el piso o contra algún árbol para aliviar alguna tensión o picor en su cuerpo, así como nosotros instintivamente masajeamos nuestro cuerpo cuando sentimos malestar o sufrimos algún golpe imprevisto.

Fue en China que los masajes comenzaron a tener una función curativa, muy cercano a lo que nosotros hoy conocemos. El escrito más antiguo en donde se habla del concepto masaje es de unos 2700 años antes de Cristo, en donde se describen numerosas prácticas de terapias manuales y sus enormes beneficios. En Egipto, se encontraron dibujos que nos evidencian que este pueblo ya usaba hace 2500 años antes de Cristo el masaje como terapia para la salud. Sus amplios conocimientos en medicina fueron traspasados a los griegos y romanos, civilizaciones destacadas por su cuidado personal, corporal y mental.

¿Qué es un masaje?

En un masaje se presiona y/o manipulan los músculos y otros tejidos blandos con las manos y los dedos. A veces, incluso con antebrazos, codos o pies.
Algunos son para aliviar dolencias o para curar lesiones, ayudan con ciertas enfermedades y mejoran el bienestar físico, mental y el estado de ánimo en general.

Cada parte del cuerpo no se masajea de la misma forma: el cráneo debe masajearse con poca  fuerza y deben colocarse seis dedos en forma de abanico en torno a la cabeza y efectuar pequeñas rotaciones. El masaje facial requiere suavidad y precisión para no hacer daño. Para eliminar el estrés, la mejor idea es masajear la nuca, mientras que el masaje de pies y de manos procura gran sensación de alivio.
El masaje de espalda es el más clásico, se alivian tensiones, se relaja y se trabajan los músculos que pueda tener los llamados “nudos” que tanto dolor y tensión provocan.

Tipos de masajes

Existen muchos tipos de masajes, cada uno tiene distintas técnicas o se puede trabajar zonas en particular del cuerpo: masaje craneal, masaje facial, masaje tailandés, masaje ayurvédico, masaje podal, masajes con piedras calientes, etc.
Independiente del nombre del masaje, en su mayoría se clasifican en 2 tipos: relajante o descontracturante

Masaje relajante o de relajación

Este tipo de masaje, tiene como foco dar un estado de tranquilidad, calma y descanso mediante los movimientos suaves en todo el cuerpo. Los movimientos deben ser armoniosos y con una presión suave en los músculos.
Se busca generar un estado de calma, botar tensiones diarias, conseguir un mejor descanso y un momento de desconexión total.
Este tipo de masaje suele complementarse muy bien con aromaterapia y musicoterapia, así se genera un ambiente de calma que propicia el descanso.

Masaje descontracturante

El masaje descontracturante, tal como su nombre lo indica, busca aliviar contracturas de los músculos, tensiones excesivas que hacen que sientas dolor. Es importante aclarar que si el dolor limita tu movimiento, eso ya es algo médico y debes acudir a ese especialista.
Es un masaje fuerte, pues se busca “disolver” las contracturas, aplicando fuerza moderada y con movimientos ascendentes o descendentes.
Si bien, en el momento mismo del masaje puedes llegar a sentir cierto dolor, luego de este notarás una sensación de alivio y descanso en tu cuerpo.

¿Cómo saber que necesitas un masaje?

Fácil, puedes tocar tus músculos y si notas una especie de “nudo”, es una señal de alerta. Lo mismo si trabajas frente a un computador y al tocar tus hombros los sientes muy tensos o te duelen aún sin hacer ningún movimiento, lo mejor es acudir a un especialista antes de que se vuelva aún más doloroso.
En Ameiz contamos con masoterapeutas especializados en estos 2 tipos de masajes y por la semana del 7 al 13 de junio en Chile estamos con un 25% off en estos servicios. ¿Qué esperas para darte un regalito de mitad de año? (sí, ya es junio)

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat