Cuidado de la Piel

La importancia de desmaquillarse cada noche

¿Desmaquillarse o no desmaquillarse? un debate que muchas noches tenemos, ya sea por cansancio o simple flojera. Sabemos la respuesta, que siempre debemos desmaquillarnos, pero ¿qué consecuencias tiene no hacerlo?

El cuidado facial es una rutina diaria que debe ser constante para ver resultados. Muchas veces el efecto de un suero o crema recién puedes verlo luego de unos 4 o 6 meses de uso diario y constante. Debes cultivar la paciencia y dedicación, no esperar resultados rápidos ni inmediatos, pues esto no pasará (a menos que recurras a métodos inyectables o láseres).

Tu rutina debes definirla de acuerdo a tu tipo de piel, cuidados específicos que quieres/necesitas y el tiempo que tienes para dedicar a esto. Lo más básico es limpiar mañana y noche y aplicar en la mañana protección solar y en la noche una crema nutritiva y reparadora.

Si piel sana quieres, desmaquillarte debes

El no desmaquillarse puede traer múltiples consecuencias y no solo estéticas. Veamos algunas más frecuentes:

  • Piel opaca y con aspecto envejecido. Dejar el maquillaje puesto toda la noche dificulta la renovación celular de la piel que tiene lugar mientras dormimos y que sustituye las células muertas por células nuevas.
  • Labios agrietados. Dormirse con cualquier tipo de maquillaje en nuestros labios hará que estos se resequen, provocando hasta agrietamiento. Recuerda que la piel de nuestros labios es mucho más fina que la del resto de nuestro cuerpo y tiene una película hidrolipídica casi nula, por lo que es más propensa a la deshidratación.
  • Pestañas débiles. El no quitar la máscara de pestañas hace que nuestras pestañas estén más propensas a que se rompan y caigan. Además, al dejar la máscara, no podremos usar el producto con el que debemos hidratarlas a diario.
  • Irritación en tu piel. Los productos de maquillaje no están hechos para pasar 24 horas en tu piel, especialmente si tu piel tiene algún tipo de patología o es muy reactiva.
  • Más puntos negros, barros y comedones. Al no tener una limpieza, los poros se obstruyen con mayor facilidad, propiciando la aparición de impurezas en tu piel.

Desmaquillarse, un paso a paso

  • Siempre comenzar con los ojos. Si usas un producto específico para esa zona será más rápido el proceso. Recuerda no frotarlos fuerte, pues es perjudicial para la salud de tus ojos. Lo correcto es que pongas el producto en un disco de algodón y lo dejes sobre tus ojos unos segundos y luego suavemente arrastrar hasta quitar todo el maquillaje.
  • Usar agua tibia. No se debe usar ni agua extremadamente caliente ni extremadamente fría. La primera porque te resecará la piel y la segunda porque el agua fría puede que no quite todos los residuos de tu piel, sobre todos los de tipo oleoso.
  • No olvidarse del cuello. La piel del cuello es más delgada que la de nuestro rostro y es donde se ven más rápido los signos de la edad. Recuerda limpiar e hidratar esta zona a diario. Puedes usar productos específicos o aplicar los mismos que tienes para el resto de tu rostro.

Para complementar tu rutina desmaquillante diaria y mantener tu piel luminosa, debes realizarte limpiezas faciales con toda a regularidad que tu piel lo requiera. En Ameiz encontrarás servicios de limpieza facial profunda, realizados con productos profesionales y por expertas cosmetólogas

En nuestra web y app encuentras un extenso catálogo de servicios de belleza y bienestar. Llegamos a tu casa con todo los protocolos de bioseguridad para que tu experiencia sea completamente segura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat