Cuidado de los pies

Cuida tus pies, ¿ya conoces la podología?

Nuestros pies son los encargados de sostener todo el peso de nuestros cuerpo, con ellos podemos llegar a caminar miles de kilómetros durante nuestras vidas. Se señala que si caminas 5 mil pasos diarios, a los 70 años ya diste todos los pasos necesarios para dar la vuelta al mundo ¿sabías este dato?
Pese a su importancia, muchas veces son los grandes olvidados, recordándolos sólo cuando tenemos alguna dolencia o enfermedad en nuestras uñas. Para evitar que tu pie llegue a estar enfermo, debes revisarlos con regularidad con un experto en pies: el podólogo. Desde hoy tenemos este nuevo servicio disponible en Ameiz, llegamos a tu casa a dejar tus pies sanos y libres de molestias.

Factores que hacen enfermar tus pies

Durante el verano nuestra piel de los pies se reseca, generando callosidades que pueden, además de estéticamente feas, ser dolorosas.

También el uso de zapatos con tacos y con punta fina hacen que tu pie salga afectado: la pisada cambia, se van generando durezas y si el roce del zapato con tus dedos es muy fuerte, puede generarse el temido y doloroso callo helosis (ojo de gallo).

Si por tu tipo de uña o debido a un mal corte de esta, creció una uña encarnada (onicocriptosis), el podólogo es quién debe ayudarte a sacar el trozo de uña encarnada y cortarlas de la manera correcta para que no vuelva a ocurrir.

Muchas veces esto no se logra en una sola visita, por lo que tienes que seguir las indicaciones de regularidad y cuidados que te de el especialista.

Lo mismo que si presentas hongos en tus uñas (onicomicosis). Esto es un proceso a largo plazo, pues el podólogo debe ir cortando mes a mes las capas ungueales que presentan esta patología. Revisa tus pies con regularidad y ante cualquier duda, reserva tu cita con uno de nuestros podólogos.

En Ameiz tenemos servicio de podología clínica que consiste en revisión de tus pies general, inspeccionando la sensibilidad e hidratación. Una vez terminada la inspección se continúa con el corte y fresado de uñas. El paso siguiente es la deslaminación de durezas y el tratamiento de la callosidades, finalizando con la hidratación de los pies tratados.

Tendrás unos pies estéticamente bellos y más sanos, sin dolores ni olores molestos. Anímate a agendar tu próxima cita.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat