Autocuidado,  Bienestar y nutrición,  Cuidado de la Piel,  Cuidado de los pies,  Cuidado del Pelo,  Manos y Pies

Belleza y bienestar durante el invierno

Invierno, sinónimo de lluvia, capas de ropa, comidas más calientes, bajas temperaturas y de cambios en nuestras rutinas de belleza y bienestar. Nuestro cuerpo nos pide alimentarnos de una manera distinta, nos acostamos más temprano y hacemos más planes dentro de casa.
Cambia nuestra piel, nuestro cabello tiene más frizz y nuestros pies pasan más tiempo cubiertos. Las necesidades de nuestra rutina de belleza varían, salen cremas livianas llegan las más untuosas, tipo “bálsamo”. Decimos hola al tan amado y odiado secador de cabello y dejamos de esmaltar las uñas de nuestros pies. ¿te has dado cuenta de esos cambios?

Cambia tus rutinas

  • Ejercítate dentro de casa: busca rutinas que puedas hacer sin exponerte a las bajas temperaturas. Elige algo que te sea atractivo y no requiera gran equipamiento.
  • Analiza tu piel: pon atención en si la crema que has usado durante la temporada de calor sigue hidratando de la misma manera. Si a mitad del día sientes tu piel “tirante” es hora de cambiarla a una con más ingredientes humectantes.
  • Cuidado capilar: el cabello requiere más humectación y cuidados durante el invierno. Al tener que recurrir más frecuentemente al secador de cabello, debemos usar protectores de calor y más aceites humectantes para bajar el frizz debido a la humedad del aire.
  • Cuida tus pies: prepáralos para cuando tengan que estar más descubiertos. Sécalos bien, si es necesario ayúdate con el secador de cabello. Hidrátalos usando cremas que contengan urea o cremas específicas para esta zona del cuerpo.  Es un buen momento para ir a una sesión de podología, quitando callosidades y detectando posibles problemas que puedes tener en tu piel y uñas
  • Exfolia tu cuerpo: integra dentro de tu rutina 1 vez a la semana un exfoliante de cuerpo que sea gentil con tu piel. Así ayudaremos a la renovación de la piel y que las cremas corporales tengan un mayor poder humectante.
  • Prueba la meditación: busca un podcast o algún video en donde se te guíe en este proceso. Puede llegar a ser difícil, más no imposible. Comienza con pocos minutos al día y anda aumentando de acuerdo a tus progresos.
  • Cuida la iluminación de tu dormitorio: debes permitir la entrada leve de luz a tu dormitorio, así nuestro cerebro va notando cuando amanece y vamos despertando poco a poco antes de que suene nuestra alarma. La luz del sol afecta a nuestro reloj biológico y da la orden de comenzar el día a nuestro cerebro

Privilegia tu bienestar 

  • Utiliza ropa adecuada: busca ropa que conserven más el calor, desde la ya milenaria lana hasta tecnologías que ayuden a esto, como son las llamadas primeras capas.
  • Revisa tu calzado: zapatos que sean hidro repelentes y que tengan una materialidad que permita tener un buen movimiento y ventilación, sin dejar de lado el mantener tus pies libres de frío.
  • Nútrete desde dentro: aprovecha de comer frutas y verduras de temporada. Su sabor será mucho más intenso, mayor variedad y menor costo de compra.
  • No olvides tomar agua: con la baja de temperaturas muchas veces disminuimos la cantidad de agua que bebemos. Mantén siempre una botella con agua cerca de ti, a temperatura ambiente para que no tengas cambios bruscos de temperatura.
  • Cuidado con la calefacción: el uso prologando y excesivo de la calefacción puede resecar tu piel, pelo y ojos. Usa humidificador o mantén siempre un pequeño recipiente con agua para evitar un aire seco.

En Ameiz encuentras todos los servicios de belleza y bienestar que te permitirán pasar un invierno preparad@:

  • Cuidado de tus pies: podología, que ayudará a quitar todos los estragos de uso de sandalias durante el verano. Se quitan durezas, callos y se hace un correcto corte de tus uñas para evitar problemas con su crecimiento.
  • Para tu cabello: hidratación y alisados que ayudarán a mantener tu pelo «bajo control».
  • Para tu piel:  limpieza facial, dejas tu piel limpia permitiendo que todas tus cremas humectantes puedan penetrar más en tu dermis.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat